Llevan más de un siglo afianzándose como una de las estrellas del mercado publicitario. Una gran visibilidad a bajo coste y una vida útil de un año lo han convertido en la herramienta ideal para la promoción de numerosas empresas.

Entre sus utilidades podríamos destacar la anotación de una fecha señalada, la consulta de un festivo o la planificación de las vacaciones. Más del 80% de los hogares españoles tienen, como mínimo, un calendario. Las infinitas posibilidades para crear uno con bellas fotografías o imágenes completamente personalizadas lo llevan a continuar siendo el favorito para ocupar espacios en paredes y mesas, sobreviviendo al paso del tiempo y a la evolución tecnológica. La gente mantiene sus calendarios por períodos de doce meses que representan más tiempo que el de otros productos publicitarios. Casi todo el mundo agradece recibir un calendario tanto por su provecho como por la vistosidad de muchos. Los calendarios de pared y de sobremesa suelen estar colocados en zonas de alta visibilidad.

Calendario de pared de 1944

Por cortesía de Museo del Regalo.

Tres de cada cuatro encuestados recuerda el nombre de la empresa que les regaló un calendario. Es uno de los productos de regalo más humildes, pero capaz de lograr un elevado número de impactos publicitarios que lo convierten en un referente entre los artículos promocionales.

Las empresas plasman en estos almanaques sus datos de contacto para que sus clientes los tengan siempre a mano. El despliegue de atractivas fotos o la consulta de fechas ayudan siempre a la exposición de la marca por un tiempo de unos 365 días.

Existe una buena oferta de variedad y tipos de calendarios para elegir, muchos de ellos visuales como los de pared y mesa, y otros más prácticos como los de tarjeta para llevar siempre en la cartera, o los de imán que apenas nos ocuparán pegados en la nevera.

Calendarios de pared

Disponibles en variedad de tamaños. Acompañados de fotos y espacios para realizar anotaciones. Posibilidad de escogerlos a mes por hoja, vistas bimensuales, trimestrales y hasta anuales.

Simbolizan una de las opciones más clásicas que luce tanto en el hogar como en locales comerciales.

Actualmente, para los de 2017, tenemos varios modelos en oferta.

https://calendariospromocionales.com/categoria-de-producto/calendarios-de-pared/

Calendarios de sobremesa

Son cómodos y prácticos. Ocupan muy poco espacio. La mayoría se colocan a modo de soporte con forma triangular que puede incluir alambre para pasar hojas, o bien con tipo caja de CD. Existen modelos mensuales, semestrales y semanales.

Una opción adecuada para tener un calendario visible en muebles del hogar, mesas de ordenador o espacios de trabajo y oficinas.

https://calendariospromocionales.com/categoria-de-producto/calendarios-de-sobremesa/

Calendarios de bolsillo

Menos ostensibles que los anteriores pero muy efectivos gracias a que siempre nos acompañan. Perfectos para llevar en la cartera se convierten en un recurso frecuente para consultar días de la semana y fechas en cualquier espacio y lugar.

https://calendariospromocionales.com/categoria-de-producto/calendarios-de-bolsillo/

Calendarios de imán

Podrían incluirse entre los de pared. Se adhieren a superficies metálicas. Perfectos para colocar en la nevera

Se encuentran en la categoría de imanes:

https://calendariospromocionales.com/categoria-de-producto/imanes-publicidad/

Para todos los calendarios de 2017 ofrecemos el 10% de descuento en los pedidos que se realicen antes del día 1 de noviembre de 2016.

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso.   © Promología ®

Desarrollado por Hacermiweb